lomográfica

Lo recuerdo como si se tratara de un sueño :
 un automóvil,
 un piano electrónico,
 Burdeos,
 tú…

 Desfila en mi cabeza como un film super 8, filmado con una cámara torpe y dubitativa. Me gustan sobre todo los colores, a veces saturados, otras más bien como desvaneciéndose. Pero no hay sonido ambiente, solo el motor de la bobina…

 No es una película de verdad. No hay argumento ni montaje. Son secuencias cortas que se suceden. Pero son interesantes. Hay una estética. Hay imágenes que se sobreponen., que se cuelan a otras. Es un sueño lomográfico que no es un sueño sino un recuerdo… o más bien el vestigio de un pasado incierto, vivido, sí, pero…

 Atraviezo la plaza ducal, sin colores, hoy toca gris. Sobra la piedra que domina mi plaza otra plaza comienza a ocupar el espacio, como en sobre-impresión. Plaza San Michel, con sus bares y su té a la menta. Sus faroles y rotondas. Sus rooms con acordeón. Su mercado de pulgas y sus colores.

 Por un momento mi plaza ha desaparecido debajo de esta instantánea retiniana.

 Intento sacudir un poco mis ideas y poner orden ahí arriba, y he ahí que otra vez la película…

 Un automóvil y la orquesta mondragon en la casetera… Estamos yendo al mar? Es el mar eso que se ve a la derecha? Es un día deliciosamente espléndido y tú estás ahí… pero ya no consigo verte, ni siquiera distinguirte, las imágenes se entrechocan… dónde hemos dejado el piano electrónico?

 Ya fue, alguien debió apagar el proyector y otra vez la piedra, el gris, el carrillón ducal. No hay acordeones en la plaza. Nadie a la vista si acaso te puede interesar. Pero yo atraviezo la plaza, a la ida y al retorno, y compongo esta prosa, con el cuello del abrigo levantado y las manos en los bolsillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

et términos parecidos...

seres

Soy un autodidacta multidisciplinario y debutante eterno. Aquí voy a reunir y poner a vuestra consideración, mis diversas obras de creación, en imagen, sonido y texto. También, presentaré obras de otros, obras que me marcaron rumbo o que por otras razones me gustaría compartir. Para ello he creado un espacio titulado: Con la ventana abierta.